Skip to main content

La fuente Lavadero de Melegís Aunque la gente joven ni se lo imagina, hasta hace poco no había agua en las casas. El hace poco es relativo, para ellos es una vida, a nivel histórico fue hace dos días. Entre los años 60 y 70 del pasado siglo XX se fueron instalando la estructura de red sanitaria compuesta de los abastecimientos de aguas y desagües. En Melegís concretamente se hicieron alrededor de 1974. Hasta este momento el sistema de fuentes era básico ya que era la forma usual de abastecimiento de agua que solía tener toda la población. Para poder lavarse, que en aquel tiempo no se llamaba ducharse, por la ausencia casi total de estos artilugios. Para poder fregar los platos o hacer la colada el sistema de fuentes era una bendición, pues si se tenía cerca y era bueno, era de agradecer. Melegís contó “desde siempre” con una de las más hermosas fuente lavadero de la comarca. Aunque creemos que su origen tuvo que tener una pileta a nivel del suelo ya que así era el sistema, durante el S. XX y en los de las posguerra se fueron adecentando lo mejor posible y en casi todos los sitios los pilones del agua se pusieron a la altura de la cintura para que fuera más cómodo el lavado El de Melegís tiene un bello cobertizo en parte cubierto con tejas y vigas de álamo, pintadas para evitar su deterioro. Y encabezadas con un Cristo del Paño de Moclín. Está muy bien conservado y es bueno resaltar la bondad de lo que fue, aunque hoy deje manar su agua y la mayoría de la gente nueva se pregunte para que servía.