Skip to main content

Se construyó a mediados del XIX. En ese momento se sustituían los antiguos caminos reales por unas carreteras más modernas y anchas, por donde pudieran pasar carruajes.

Este puente de piedra se construyó en la zona más estrecha del valle debido a las dificultades que aún en el siglo pasado presentaba hacer una obra de paso. Del mismo modo, no solo buscando la economía de luces sino también del volumen de la obra, es la carretera la que se somete totalmente al puente y no al revés, como veremos en los más modernos, debido a que los criterios hasta hace bien poco, ha sido los de economizar en obra civil aunque el trazado de la vía de comunicación se resistiera (con difíciles curvas de entrada y pendientes mas o menos pronunciadas de acceso). Presenta una calzada de 7 metros estrictos, sin arcenes, y por él pasó la N 323 hasta la construcción del puente pretensado en 1980.