Aviso de cookies

Estoy de acuerdo Este sitio web guarda pequeños fragmentos de información (cookies) en su dispositivo con la finalidad de ofrecer un mejor contenido y para finalidades estadísticas. Usted puede desactivar el uso de cookies modificando la configuración de su navegador. Navegar por nuestro sitio web sin cambiar la configuración del navegador hace que usted nos esté autorizando a guardar esta información en su dispositivo.

3 Días en el Valle de Lecrín



28 de Septiembre de 2020


¿Qué pensarías si te dijéramos que el Valle de Lecrín es un lugar único en el mundo?

Si, si…esto no se trata solo de una entrada turística para promocionar un destino cualquiera.

El Valle de Lecrín rompe todos los mitos y por ello te presentamos un plan de 3 días para descubrir el Valle de Lecrín. Te demostramos que el mito se hace realidad, eso sí, solo te avisamos de una cosa...

Una vez que termines de leer este post, en tu mente ya solo estará tu próxima escapada para visitar el Valle de Lecrín o mejor dicho…para disfrutar en el Valle de la alegría.

 

Te enseñamos la mejor forma para adentrarte en sus recónditos rincones, espacios llenos de luz, de olor a azahar, de agua y vegetación o sus entornos únicos de alta montaña. Un lugar especial para los amantes del senderismo, la escalada y el montañismo.

¡Bienvenido al Valle de la alegría!

La comarca del Valle de Lecrín posee una localización privilegiada entre Sierra Nevada, la Alpujarra, la Costa Tropical y la ciudad de Granada y por ello lo hacen el lugar ideal desde donde planear tu escapada a la provincia de Granada.

El primer día te invitamos a conocer los pueblos de Padul y Dúrcal, los dos pueblos de mayor población y los más cercanos a la ciudad de Granda.

Durante tu visita a Padul no te puedes perder su humedalun espacio protegido del Parque Natural de Sierra Nevada. La mejor forma para poder recorrerlo es a través de su famosa Ruta del Mamut. A través de esta ruta encontrarás varios miradores desde donde poder observar las aves que habitan en el, así como descansar en sus merenderos o aprender mucho más sobre la flora y la fauna del entorno en su aula de la naturaleza. No puedes dejar este entorno sin echarte una foto con el mítico Mamut de Padul, eso sí… cuidado porque quizás tenga compañía de otros animales prehistóricos. 

Además, en Padul puedes visitar su particular Casa Castillo de los Condes de Padul (también conocida como Casa Grande), su lavadero del S. XVI, el parque de la estación o los restos mejor conservados de una calzada ibero-romana.

 

Para descubrir el municipio de Dúrcal te recomendamos que comiences disfrutando de su río más emblemático, el río Dúrcal. Una ruta muy refrescante que contiene el agua proveniente del deshielo de Sierra Nevada, refréscate en sus nacimientos, acequias y saltos de agua.

El recorrido a través del río Dúrcal se convierte en un sendero de dificultad baja y apto para todas las edades. Además, a través de este se atraviesan algunos de los puentes más emblemáticos y conocidos como son el Puente Romano, el Puente de Lata (diseñado por un discípulo de Eiffel y similar a la famosa torre parisina), y el puente de Isabel II.

Si eres un aventurero y amante del senderismo no puedes dejar Dúrcal sin hacer una ruta hasta el Pico del Caballo a 3.011 metros de altitud. Este es el pico más meridional de los tresmiles de Sierra Nevada y donde encontrarás varias rutas de alta montaña. Paseando a través de la sierra de Dúrcal puedes disfrutar de la acequia de los hechos, así como de la vegetación y la fauna que habitan en este espectacular entorno natural.

 

El segundo día te invitamos a visitar los pueblos de Nigüelas, Lecrín y el Valle.

En Nigüelas se convierte en visita casi obligada la Casa de María Zayas, con sus bellos e impresionantes jardines románticos, la Almazara de Las Laerillas, un molino de aceite del siglo XV perfectamente conservado, la Falla de Nigüelas, un monumento natural y la ruta de La Pavilla, un recorrido de baja intensidad, pero de altisimo valor paisajístico donde disfrutan niños, jóvenes y mayores.

En Lecrín te animamos a visitar el Molino de Mondújar, un molino-museo muy bien conservado, el Molino del Sevillano en Acequias, las ruinas del Castillo de Zoraya, construido por Muley Hacén para su amada Isabel de Solís, así como las ruinas romanas de Feche, el Castillo de Lojuela y el Mirador de Moraima.

En Melegís te recomendamos visitar su iglesia, los lavaderos públicos y la ruta del Azahar, un sendero que discurre entre naranjos y olor a azahar a través de los pueblos de Melegís, Restábal y Saleres. Si eres aventurero y te gustan las rutas de gran valor paisajístico tienes que disfrutar del desfiladero del Barranco de Luna, aunque entraña cierta dificultad, este cañón natural merece su visita y te aseguramos que quien lo visita se lleva un recuerdo inolvidable.

El tercer día, es el momento de visitar los pueblos de El Pinar, Albuñuelas y Villamena.

En Pinos del Valle te invitamos a descubrir sus dos iglesias, sus lavaderos públicos, su molino-museo y alguna de las rutas que llegan hasta el Cristo del Zapato. Estas rutas llegan hasta una ermita situada en el pico de esta sierra, un espectacular mirador desde donde contemplar toda la belleza paisajística del Valle de Lecrín.

En las Albuñuelas es recomendable visitar la iglesia, la Torre del Tío Bayo, el mirador de La Habana, la Casa de las Conchas y realizar una preciosa ruta por su río Santo a través de un tramo llamado Los Callejones. En este pueblo encontrarás varias rutas a través de las cuales visitar sus picos más emblemáticos como el de La Giralda, las Tres Lindes, Pozo Herrero, Lopera, o el Águila.

En Cónchar te aconsejamos hacer un paseo por este pequeño pueblo rural. Visita sus miradores, su ruta por el salto de agua del Arroyo del Alcázar y el entorno de la Atalaya. Pasea hasta Cozvíjar por la cañada de Cijancos, el acueducto y la cueva de Los Ojos, el lugar donde se han encontrado puntas de flecha prehistóricas.

A través de este recorrido que te proponemos, visitarás, descubrirás y disfrutarás de cada uno de los 18 pueblos del Valle de Lecrín.

Pueblos con un encanto especial, de casas blancas, callejuelas, rincones y monumentos de valor incalculable. Un lugar donde conocer a su gente y saborear su gastronomía de sabor mozárabe.

Un recorrido de 3 días para descubrir los rincones más emblemáticos y característicos del Valle de Lecrín, eso sí… si vienes con más tiempo te animamos a disfrutar de la Ruta de Boabdil. Una ruta para recorrer estos 18 pueblos de la comarca a través de caminos antiguos y los entornos naturales más espectaculares y característicos del Valle. Sus 112 km. y su desnivel de hasta 1000 m. te harán descubrir la enorme belleza natural y monumental del Valle de Lecrín

Disfruta y descubre las 35 rutas más bonitas del Valle de Lecrín.

¡Te esperamos en el Valle de la Alegría!

Si quieres buscar alojamiento en el Valle de Lecrín, puedes mirar en estos alojamientos

Si lo que deseas es buscar restaurantes típicos de la zona, mira en estos restaurantes.

Si te gustan las actividades, te sugerimos las siguientes empresas.



IR AL BLOG