Aviso de cookies

Estoy de acuerdo Este sitio web guarda pequeños fragmentos de información (cookies) en su dispositivo con la finalidad de ofrecer un mejor contenido y para finalidades estadísticas. Usted puede desactivar el uso de cookies modificando la configuración de su navegador. Navegar por nuestro sitio web sin cambiar la configuración del navegador hace que usted nos esté autorizando a guardar esta información en su dispositivo.

Pustinia del Silencio, un lugar en Sierra Nevada



8 de Junio de 2017


PUSTINIA DEL SILENCIO, UN LUGAR EN SIERRA NEVADA. 

                Nada más llegar a la sierra de Durcal, debajo del paraje de los cortijos de D. Celestino, y de la  centenaria acequia de los Hechos (abreviatura popular de helecho), nos encontramos con un nuevo paradigma en cuanto a modo de vida diferente que se nos abre a este mundo moderno.  Se trata de la finca  de la familia Vilchez que viven  en una pequeña comunidad cristiana que intenta implantar un nuevo sentido a la vida, mediante el recogimiento, el trabajo y la oración. D. Manuel Vilchez  sacerdote de vocación tardía, pero fructífera,  su hermana Angustias, y el  amigo José, todos ellos tratan de vivir  el conocido precepto evangélico, que “todo lo que tenían lo habían puesto en común, y ninguno decía ser suyo aquello de lo que poseía”  incluido el amor y la caridad fraterna.

 

 

 

Estas palabras a algunos quizás le suenen a toro pasado a idealismo trasnochado. No, aquí la autenticidad de la vida sencilla y recogimiento  se palpa en un paisaje  duro, pero a la vez verde por el  agua que lo invade, junto a un hondo compromiso  por la hospitalidad y la alegría. Llama poderosamente la atención que algunos de ellos como acercamiento a esa elección de una vida pacífica y no violenta como diría el propio Lanza del Vasto  han preferido no comer  animales, porque toda muerte es producto de un acto violento…Un sentido por  tanto comprometido de la no violencia, entendida como principio general de no agredir a ningún ser vivo…

 

 

Las piedras con sus oraciones nos hablan de preceptos bíblicos que invocan  y alaban a modo  franciscano a la creación a la hermana agua, al hermano sol, a las estrellas… Austeridad y recogimiento, sencillez y alegría…Comparten su vida de oración y entrega a los demás con todo peregrino o caminante que quiera  hacer  un alto en su vida, una parada en el sendero para meditar y reflexionar… No en vano, a 1800 metros de altitud nos encontramos esta pequeña comunidad, y hay que elevarse,  subir, ascender a la cima de la Sierra para alcanzarla, a modo de  un acto  de sacrificio  y sublimación personal…

 

 

 

Aquí el aire es puro, pero también es puro y sencillo el ambiente de trabajo y de recogimiento… En el silencio  de cada día, Angustias, José y Manuel nos hablan, nos dicen muchas cosas…Primero nos quieren hacer comprender la grandeza y misericordia de Dios, sus dones, su entrega  y su amor y respeto por todas las criaturas… En segundo lugar la frase   más sencilla, pero más difícil de todas de los Evangelios, “el que no se haga   como un niño, no podrá entrar en el Reino de Dios”…

 

 

 

 

Por tanto  junto a los árboles, los arroyos, las plantas, las piedras, los pájaros, los senderos, hagámonos como un niño y contemplemos que  todo nos habla del Creador, también la naturaleza viva,  y entonces  podemos comprender  la palabra Pustinia, que indica en ruso el camino de la vida interior, de la paz. Pustinia del silencio, pero también de la alegría… No de la alegría de los que viven la juerga o la borrachera, sino de los que intentan o al menos  luchan por vivir en gracia, en comunión con  El de lo Alto…

Un nuevo sentido de la vida, que nos enseña, que hoy todavía en pleno siglo XXI es posible prescindir de muchas cosas, es posible mirar un poco hacia adentro, hacia el ser, y menos hacia fuera… Nos vamos, la sierra, el paisaje, nos abraza, y a la vez nos sonríe, nos grita, y a la vez en su silencio nos acoge… Escucha como dice la canción  los sonidos del silencio, la ternura de la Creación que nos abraza  en silencio, para el que cree aquí verdaderamente Dios a través de la Creación le habla… Ahora podemos entender  ese Amor con mayúscula que el Padre  ha derramado en la Creación, y por qué debemos de amarla y respetarla… ¿Si el árbol magnánimo nos da todo gratis, por qué muchas veces sólo hemos pensado en cortarlo?…

Fotos Pänta Rhêi

Si quieres visitar el Valle de Lecrín para conocer estos maravillosos rincones, tenemos un amplia variedad de alojamientos, casas rurales preciosas y hoteles para elegir; para comer hay diferentes restaurantes para escoger, y si lo que buscas es algo diferente  nuestras empresas de turismo activo, te ofrecen toda clase de actividades y sensaciones.Somos la Asociación de Turismo Rural del Valle de Lecrín. www.turismovalledelecrin.com

 

Save

Save

Save

Save

editor

 



IR AL BLOG