Aviso de cookies

Estoy de acuerdo Este sitio web guarda pequeños fragmentos de información (cookies) en su dispositivo con la finalidad de ofrecer un mejor contenido y para finalidades estadísticas. Usted puede desactivar el uso de cookies modificando la configuración de su navegador. Navegar por nuestro sitio web sin cambiar la configuración del navegador hace que usted nos esté autorizando a guardar esta información en su dispositivo.

Los colores del otoño



10 de Noviembre de 2020


 

 

Los colores que nos ofrece la naturaleza en otoño, son los más variados del año y por tanto los más bonitos, pues se mezclan los colores verdes de árboles de hoja perenne con los de hoja caduca, que ya tocan a su fin.

 

 

 

 

 

 

En esta época del año, es precioso pasear por donde haya plantas y árboles. Disfrutando de paisajes que aunque sean bonitos en otras épocas del año, en el otoño, con esta variedad de tantos y tantos colores, se nos vuelven mucho más intensos y bellos. Realzan esa magnífica obra que hace la naturaleza. Colores que a veces pensamos que es imposible que surjan solos, sin que haya tenido nada que ver la mano del hombre, cuando es a la inversa. La naturaleza es más variada y bella que lo artificial.

 

 

 

 

 

 

Esta variedad de colores en el otoño, guarda relación con el proceso de fotosíntesis. Este proceso, es el que hace que la clorofila de las hojas, transforme agua y dióxido de carbono en alimento para las plantas.

 

 

 

 

 

 

 

En verano todas las plantas verdes fabrican grandes cantidades de clorofila. Así, cuando llega el invierno, con sus días más cortos, la producción de clorofila se reduce. Empezamos a ver otros pigmentos, los carotenoides, que son necesarios para captar la luz del sol y que dan a las hojas ese color amarillo, dorado, rojo, naranja intenso etc. La antocianina presente en el roble escarlata o en algunos arces, genera tonos que van desde el rojo al púrpura.

 

 

 

Cuando los días de otoño son soleados y las noches frías sin que bajen de cero grados, estos colores son más intensos. Cuando las hojas mueren, se vuelven marrones.

 

Si en un paseo juntamos la belleza de las hojas del otoño con el colorido de las flores de esta época del año, se nos presentará una estampa tan maravillosa, que a veces nos costará trabajo su descripción. No hallaremos palabras para tanta variedad de formas, colores, texturas, olores, etc. Si además lo mezclamos con un juego de fuentes saltarinas y una arquitectura espectacular, tendremos esto……….

 

Si quieres visitar el Valle de Lecrín para conocer estos maravillosos rincones, tenemos un amplia variedad de  alojamientos  casas rurales preciosas y hoteles  para elegir;  para comer hay diferentes restaurantes para escoger, y si lo que buscas es algo diferente  nuestras empresas de turismo activo, te ofrecen toda clase de actividades y sensaciones.

 



IR AL BLOG