Skip to main content

Fue construida en el último tercio del S. XVI y su traza se viene atribuye a Ambrosio de Vico, el maestro mayor de obras de la catedral de Granada, quien pudo haber diseñado también el Retablo Mayor.
Tiene, no obstante, añadidos en ambos lados de la cabecera de su planta, dos espacios cuadrangulares de unos 6,50 m. de lado y una torre campanario de tres cuerpos, situada a los pies. La torre es de fábrica de ladrillo, tiene alero en saledizo y esbeltas medidas, por lo que posee aire de minarete. Su interior, de una sola nave, está cubierto en toda su superficie por una armadura mudéjar de madera de limas o artesa, cinchada por siete tirantes transversales y otros menores en sus cuatro esquinas. Tiene cuatro altares excavados en el muro y destaca su retablo mayor en cuyo diseño alterna los órdenes jónico y corintio. Consta de dos cuerpos y tres calles en los que se integran, además de la imagen titular de la Virgen sobre el tabernáculo, cinco pinturas de grandes proporciones.