Aviso de cookies

Estoy de acuerdo Este sitio web guarda pequeños fragmentos de información (cookies) en su dispositivo con la finalidad de ofrecer un mejor contenido y para finalidades estadísticas. Usted puede desactivar el uso de cookies modificando la configuración de su navegador. Navegar por nuestro sitio web sin cambiar la configuración del navegador hace que usted nos esté autorizando a guardar esta información en su dispositivo.

Lavadero de Padul



DETALLES


  • Municipio: El Padul
  • Tipo de Patrimonio: Lavaderos
  • Descripción: La fuente de San Joaquín y el lavadero de Santa Ana también es conocido en Padul como la fuente de los 5 caños. Un lugar emblemático y muy bien conservado que merece una visita durante el recorrido a Padul.


INFORMACIÓN


La Fuente de San Joaquín y Lavadero de Santa Ana es una construcción del XVI-XIX y que a lo largo de los años ha tenido varias reformas y remodelaciones hasta convertirse en el espacio emblemático y peculiar que es hoy.

También es es conocido popularmente como fuente de los 5 caños, por los 5 caños que componen su fuente.

El monumento consta de dos cuerpos rectangulares, uno de ellos es el aljibe y el otro su lavadero. 

Hasta bien entrada la segunda mitad del siglo XX este entorno marcaba el latir del corazón de la villa de Padul.

Su gran masificación y movimiento continuo de mujeres que iban a lavar hasta este lugar lo hacían un punto de encuentro, pero no solo para mujeres, también para hombres campesinos y trabajadores que, al atardecer, iban a buscar trabajo o jornaleros para el día siguiente.

Este lavadero ha sido especialmente reconocido como un espacio donde las mujeres han tenido una relevancia especial. Mujeres de cualquier punto del municipio se desplazaban hasta este lavadero para poder lavar. El gran auge de mujeres lavanderas era tal que incluso mandaban a sus hijos para poder ocupar un sitio en el momento que este se quedara libre.

El trabajo de estas mujeres era especialmente duro, ya que a diferencia de otros lavaderos, en este se tenía que lavar de rodillas, por lo que el esfuerzo era aún mayor.

Uno de los espacios menos conocidos de este monumento, debido a encontrarse cerrado por motivos de conservación, es el aljibe. El término aljibe proviene del árabe, que significa pozo o fosa, y como tal, la función propia de los aljibes es la de almacenar agua, normalmente procedente de la lluvia, y la que posteriormente discurre por sus fuentes y lavadero.

Al instalar el agua potable en las casas particulares perdió su fuerza y su concurrencia de personas. Durante años, este lugar parecía muerto y abandonado, pero después de varias restauraciones se ha conseguido un espacio bien conservado y uno de los lugares con más encanto y más emblemáticos del municipio.

A día de hoy, este espacio y su marco incomparable es aprovechado por diversos actos culturales: conciertos durante las noches de verano, noches infantiles, noches de cine y otras tantas actividades nocturnas veraniegas que puedes descubrir durante tus veranos en Padul etc.

Sin duda, este lavadero se convierte en una parada muy recomendada durante la visita a los monumentos culturales de Padul.

Coordenadas: 37.023922897333506,-3.62322986125946

Contacto



  • Correo electrónico: ayuntamiento@padul.org
  • Número de Contacto: 958 790 012
  • Dirección: padul

  • VISITAR PÁGINA WEB