Skip to main content

La Casa grande fue una antigua propiedad de los Condes de Villamena, de los cuales coge el nombre el actual municipio formado por las poblaciones de Cónchar y Cozvíjar. Está adosada a la iglesia, desde donde los condes accedían directamente para escuchar misa. Los padres de los actuales dueños la compraron a la familia de los descendientes de los condes. Hoy en día, está partida en dos viviendas. Su construcción se fecha en el S. XVII. La casa no es visitable en su interior.